MamaJoy

El objetivo de esta escapada era descansar unos días y estar un poco en la naturaleza. Ya se sabe que con niños, el plan que uno tiene en la cabeza por lo general no termina coincidiendo con la realidad. Pero esta vez, la realidad fue mejor. Pudimos estar sentados más de una hora seguida, charlando, leyendo, tomando mate debajo de los árboles y mientras tanto, veíamos a los dos divertirse como locos.

Dolores, la anfitriona, va y viene todo el día cuidando a los animales de la masia. Y ellos iban atrás, juntando huevos en el gallinero, alimentando a los burros, sacando a pasear a los conejos y corriendo con Fosca, la perra. 

Lo bueno es que todo iba surgiendo espontáneamente, no había actividades planificadas. Vivieron el auténtico día a día en el campo.

Para cuando querían jugar había pelotas, cancha de básquet, bicicletas y autos a pedal con los que pasearon por todo el predio. También anduvieron a caballo con Martí, el marido de Dolores. Cuando oscurecía o la tarde que llovió, nos quedábamos en la enorme sala de estar comunitaria,con lápices, papeles gigantes y juegos de mesa.

Los departamentos tienen una espectacular vista a la montaña, son cómodos y están impecables. 

Muchas familias duermen en la masia y luego recorren la zona durante el día. Pero nosotros estábamos tan a gusto que nos quedamos los cuatro días ahí (y también necesitábamos una gran recarga de energía, de esa que sólo se consigue tirado al sol como lagarto). Martí y Dolores nos hicieron sentir como si viviésemos ahí.

Mi hijo pregunta todo el tiempo cuándo vamos a volver a Masia Serradell. Y para convencernos nos dice: “es que es tan divertido que no vi dibus en ningún momento!”

¿Te gustaría charlar conmigo? Porque a mí me gustaría saber de ti.

Amo escribir, pero más me gusta comunicarme con quien está del otro lado, saber tus inquietudes, dudas, aprender contigo e ir formando juntas una comunidad de mujeres que nos apoyemos en los años más bonitos y difíciles de nuestra vida.

Te espero del otro lado de la pantalla

Deja un comentario